CEOE maniobra para que la OIT incluya a España en la lista de países incumplidores de sus convenios | Economía

El convenio 144 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) compromete a los países firmantes a asegurar “consultas efectivas entre los representantes del gobierno, de los empleadores y de los trabajadores, sobre los asuntos relacionados con las actividades de la Organización Internacional del Trabajo”. A juicio de los sindicatos más representativos de España (CC OO y UGT) el Gobierno de Mariano Rajoy no respetaba este principio, por lo que en 2012 advirtieron este fallo en el diálogo social ante la OIT. Esta queja ha seguido repitiéndose en diferentes vertientes desde entonces, pero sin llegar a mayores y desde un punto de vista técnico. Sin embargo, 12 años después, España ha entrado por primera vez por este asunto en la lista preliminar de 40 países incumplidores de convenios de la OIT. Este lunes se sabrá oficialmente si el Comité de Expertos incluye al país en la lista definitiva. Según han confirmado varias fuentes conocedoras del proceso, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha maniobrado en el seno de la OIT para que España entre en ambas listas.

Este periódico se ha puesto en contacto con CEOE para recabar un comentario al respecto, pero la principal asociación de empresarios de España ha preferido no contestar.

Entre las fuentes que confirman estas maniobras está Cristina Faciaben, responsable de Política Internacional y de Cooperación de CC OO: “La patronal, la CEOE, ha decidido que a va a ir a muerte contra el Gobierno español en este sentido. Nosotros entendemos que no hay caso. ¿Por qué la patronal quiere que lo haya? Aparte de las rencillas que puedan tener en cuanto al diálogo social, por cómo se han ido desarrollando algunas normas”. Cree que la razón que motiva este señalamiento a España es “meramente técnica” y que no merece esta reacción.

Jesús Gallego, secretario de Política Internacional de UGT, cree que España no debería estar en la lista de posibles incumplidores: “Nadie puede dudar de la calidad del diálogo social en España y de la consulta a los agentes sociales. Somos un ejemplo mundial y europeo. Estamos muy por encima de países que siempre han sido referentes, como Suecia o Finlandia. No creemos que sea un caso que merezca estar en la lista. Ha habido incumplimientos del 144 en otros países que se daban porque se metía a sindicalistas en la cárcel. La lista corta [como se denomina al grupo final de incumplidores] es para asuntos realmente graves”. Tanto este sindicalista como la de CC OO coinciden en que la inclusión de España no tendría “ningún sentido”.

La patronal viene cargando de forma contundente contra el Gobierno por cómo aborda el diálogo social últimamente. CEOE fue especialmente crítica tras la reforma del subsidio de paro: “No se ha producido una verdadera negociación en el marco del diálogo social, sino simplemente un proceso de consulta”, dijo en un comunicado. El enfado creció poco después, con la aprobación de la prevalencia de los convenios autonómicos (pactada por el PSOE con el PNV y que tampoco gusta a los sindicatos) y la reforma del Consejo Económico y Social para abrir la puerta a patronales autonómicas como la catalana Pimec . Hace más de un año que CEOE no participa en un acuerdo de Trabajo y los representantes de los trabajadores. Queda muy lejos el inicio de la anterior legislatura, cuando se suscribieron hasta 14 pactos tripartitos.

“Mejora” en los últimos años

Para entender este asunto hay que profundizar en sus aspectos técnicos y viajar a hace más de una década. Gallego explica que UGT y CC OO empezaron a señalar el incumplimiento del convenio 144 por el Gobierno de Rajoy. “En nuestros comentarios requeridos por la OIT decíamos que este convenio no se estaba cumpliendo bien por parte del Estado español. Reiteradamente desde 2012 venimos diciéndolo”. También lo indicaron cuando el PSOE tomó las riendas del Gobierno en 2018 y tras la formación del Ejecutivo de coalición, pero los sindicatos han constatado una “mejora significativa” en los últimos años que, insisten, no califica como para entrar en la lista de países incumplidores. La queja se basa, principalmente, en que el Ejecutivo no aporta información en tiempo y forma a sindicatos y patronales sobre las memorias y otros documentos de la OIT.

Un hecho diferencial a tener en cuenta es que, como detalla el Informe de la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la OIT, la CEOE abundó en el incumplimiento español del convenio 144 en 2022, cuando solicitó la inclusión de CEPYME (la patronal de las pequeñas y medianas empresas y parte de CEOE) “en los procedimientos de consultas tripartitas sobre la elaboración de memorias”. Tanto este señalamiento como los de los sindicatos no son denuncias directas, sino comentarios aportados por patronales y centrales a petición del organismo. Estos apuntes los lee el Comité de Expertos de la OIT, “una especie de Fiscalía de la organización”, precisa Gallego. “Este año han decidido que España puede ser llevada a la Comisión de Normas por posible incumplimiento. Creen que hay caso para que sea investigado”, añade el sindicalista. Es la primera vez que dan esta categoría a este asunto, pese a la mejora que defienden los representantes de los trabajadores.

El Ministerio de Trabajo asegura que ya ha subsanado los posibles fallos previos y que informa convenientemente a las partes, incluida a CEPYME, que siempre participa en las mesas de diálogo. El departamento de Yolanda Díaz se defendió en un texto de oficio que remitió a la OIT el 16 de mayo, al que ha tenido acceso EL PAÍS, en el que anticipaba los cambios que, dicen, ya están en funcionamiento: “El Gobierno remitirá los documentos borradores de memoria sobre convenios OIT con tiempo suficiente, para su valoración por los interlocutores sociales […] Estas mejoras concretas se aplicarán a los procesos de elaboración de memorias de convenios”.

Según detalla el ministerio, España es el país que más convenios ha suscrito con la OIT, 137. Pronto se incorporarán otros dos. “Así es más fácil denunciar a España. A los países que aseguran menos derechos es más difícil buscarles las vueltas”, añade el representante de UGT.

Varias fuentes consultadas identifican en las maniobras de la CEOE una represalia por la posición del Gobierno de España ante el debate abierto en la OIT sobre el derecho a huelga (hay un litigio de interpretación pendiente de ser resuelto ante la Corte Internacional de Justicia). El Ejecutivo elaboró un informe en el que sostenía que en el modelo jurídico español no se puede concebir que la libertad sindical no incorpore el derecho a huelga y que esto también aplica en el ámbito internacional. “El Gobierno español se ha puesto clarísimamente a favor de que el derecho a la huelga se considere parte del convenio 87 de libertad sindical. Ese puede ser otro motivo para buscarle al Gobierno las cosquillas por parte de la patronal”, añade la sindicalista de CC OO. Considera “extraño” todo este proceso: “Ahora que ha mejorado sustancialmente el diálogo social nos encontramos con que España puede ser caso justo por incumplimiento del diálogo social”.

La lista preliminar de incumplidores, que incluye a España por este tema, se hizo pública el 3 de mayo. La lista definitiva se conocerá este lunes 3 de junio. Esto no implicaría sanciones específicas a España, más allá del daño reputacional. Los países señalados suelen ser aquellos en los que menos se respetan los derechos laborales.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_