El coste por hora trabajada repuntó al final de 2023 con la segunda mayor subida desde la covid | Economía

Los costes laborales por hora trabajada, entre los que se encuentran los salarios, crecieron un 5,8% en el cuarto trimestre del año pasado respecto al mismo periodo de 2022, según los datos provisionales facilitados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) acerca del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA). Se trata de la segunda mayor alza registrada desde la ocurrida en el segundo trimestre de 2020, en plena irrupción de la covid —la anterior fue del 6,5% en el segundo trimestre de 2023—, y que abrocha diez trimestres de subidas interanuales continuadas.

Dentro de la composición de este índice, que engloba los distintos elementos que conforman el gasto total por hora trabajada que abonan las empresas por sus trabajadores, se encuentra el sueldo, que aumentó en un 4,8% en relación con el cuarto trimestre de 2022, mientras que los otros costes —las percepciones no salariales y las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social— lo hicieron un 9%. Se trata de una subida salarial que se sitúa por encima del porcentaje pactado por las organizaciones sindicales mayoritarias y las empresariales en el Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), que recomendaba mejoras del 4% para el año 2023. Excluyendo pagos extraordinarios y atrasos, el coste laboral creció un 6,2% interanual en el tramo final del año.

Por actividades, aquellas que experimentaron un mayor incremento interanual de los costes laborales se encuentran las enmarcadas en información y comunicaciones (+9,6%); actividades profesionales, científicas y técnicas (+8,2%) y comercio al por mayor (+8,1%). El encarecimiento de las dos primeras actividades se justifica en el hecho de que son también las que experimentaron un mayor aumento en los costes salariales, mientras que las actividades administrativas y servicios auxiliares (+7,7%) adelantaron en este apartado al comercio al por mayor (+6,8%). Por otro lado, el coste laboral solo descendió en el suministro de energía, agua, vapor y aire acondicionado (-2,8%), donde también tuvo que ver la caída del 5,5% en el coste salarial.

La estadística del ICLA, cuya finalidad es la de proporcionar una medida común y comparable del coste laboral por hora trabajada para toda la Unión Europea, también ofrece datos corregidos de efectos estacionales y calendario. Dentro de esta categoría, el porcentaje de aumento interanual global sería del 5,3%, algo menor, aunque la dinámica alcista de la última década también se mantiene vigente.

Siguiendo esta serie desestacionalizada, las actividades donde más aumentaron los costes laborales en el cuarto trimestre de 2023 en relación con el mismo periodo de 2022 fueron también información y comunicaciones (+8,9%); actividades profesionales, científicas y técnicas (+8,4%) y comercio al por mayor (+7,3%). El único recorte interanual en la serie corregida se dio también en el suministro de energía, donde el coste laboral bajó un 3,2% respecto al cuarto trimestre de 2022.

Reflejo del mercado

El índice de costes labora que el INE elabora de manera trimestral es un elemento que aporta información relevante para retratar el comportamiento del mercado de trabajo y algunas de sus dinámicas y efectos. Por un lado, advierte del impacto que tiene el aumento de las cotizaciones sociales sobre el comportamiento de las empresas —una de las quejas principales por parte de las patronales CEOE y Cepyme, que consideran que pone en riesgo la supervivencia de muchas de ellas— y su traslación a las cuentas; y, por otro, define el horizonte (o al menos la dirección que toma la curva) salarial sobre la que vienen navegando los trabajadores. Al tiempo de que especifica qué actividades presentan unas mejores condiciones salariales, puesto que estas engordan la tabla de gastos de las empresas que las vertebran.

De acuerdo con los datos del INE, las profesiones más técnicas, la que requieren de un conocimiento más especializado de los trabajadores, las que han venido encareciéndose progresivamente en los últimos años. Los datos preliminares anunciados este viernes por la oficina estadística se complementarán el próximo viernes con la publicación de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL), en la que, además de especificar con mayor detalle las condiciones salariales de las distintas categorías profesionales, se ofrecen datos acerca de las vacantes que presenta el mercado de trabajo y de los puestos que presentan mayores dificultades para ser cubiertos. La mayoría de ellos con un marcado perfil técnico.

De acuerdo con los últimos resultados correspondientes al tercer trimestre de 2023, estos costes se incrementaron en un 5% respecto al mismo periodo del año anterior, y el coste salarial por trabajador y mes se situó en los 2.117,8 euros, un 4% más que en 2022.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *