El embajador de China en España, ante las elecciones en Taiwán: “No queremos que un problema doméstico se convierta en internacional” | Internacional

A pocas horas de que se abran las urnas para las elecciones presidenciales en Taiwán, el embajador de China en España, Yao Jing, ha defendido que estos comicios son “locales” y tratan de un “asunto interno”. “Para nosotros es todo muy sencillo: solo hay una China. Esto es un consenso internacional”, ha afirmado este viernes el diplomático. Y ha asegurado que, “sea cual sea el partido que entre en el Gobierno [taiwanés]”, la independencia “es una línea roja, que China no quiere cruzar”.

“Esperamos que la comunidad internacional comprenda esta política de una sola China, no queremos que este problema doméstico se convierta en un problema internacional”.

Yao ha recalcado que la comunidad internacional debe “respetar el principio de una sola China”. “No queremos que este problema doméstico se convierta en un problema internacional”, ha dicho durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, al tiempo que ha recordado que al Gobierno de Xi Jinping le gustaría ver “una reunificación temprana y pacífica”. El embajador lidera la misión diplomática de China en España y Andorra desde el pasado septiembre.

La isla autogobernada y democrática de Taiwán, que China considera parte indispensable de su territorio, celebra este sábado unos comicios marcados por su estrecha relación con Estados Unidos y su distancia con China. La formación gobernante, el Partido Progresista Democrático (PPD), lidera las encuestas para dirigir por otros cuatro años el Gobierno taiwanés, que ya gobierna desde 2016. El candidato del PPD y actual vicepresidente, Lai Ching-te, promete mantener la senda continuista de su partido, caracterizada por una profundización de las tensiones con el gigante asiático.

Aunque el PPD ha negado que vaya a declarar la independencia de Taiwán, Yao ha insistido en que China “está en contra” de dicha acción, por “la herencia histórica y el legado” del territorio. Además, el diplomático ha puesto de relieve que, para que su país establezca cualquier tipo de relación con otro, se firma un acuerdo que admite “la política de una sola China”.

El embajador también se ha referido a la guerra en Gaza, sobre la que ha manifestado compartir “una postura similar a la de España”. “China y España están en la misma página. Queremos ver paz. Queremos un alto el fuego. Queremos ver la solución de los dos Estados”. El rey Felipe VI defendió el jueves el reconocimiento de un Estado palestino, apoyando la postura del Gobierno de Pedro Sánchez, aunque sin pedir explícitamente un cese de las hostilidades. En tono conciliador, Yao ha reconocido que hay países “con medidas distintas para hacer frente” a la guerra. “Las entendemos, porque todos los miembros de la comunidad internacional que sean responsables quieren poner fin a este conflicto”, ha zanjado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

“Estamos en contra de cualquier conflicto militar, no queremos ver ningún tipo de acciones violentas en cualquier parte del mundo. Nosotros ya hemos sufrido demasiado en nuestra historia”, ha continuado, refiriéndose también a la invasión de Rusia en Ucrania y a conflictos como el del Sahel y el de Afganistán, país del que fue embajador entre 2015 y 2017.

España, gran aliado de China

Durante su intervención, el diplomático ha hecho hincapié, en numerosas ocasiones, en la nueva política de China centrada en la prosperidad común y en el desarrollo amistoso. Tras el fin de las paralizantes medidas contra la covid-19 en China, que por tres años tuvieron un importante impacto en la economía del gigante asiático ―con una recuperación más lenta de lo esperado―, el país impulsa ahora una estrategia de puertas abiertas. “Queremos tener más interacciones con el mundo. Estamos abriendo nuestras puertas de una mejor manera”, ha destacado Yao. Desde diciembre, China permite la entrada al país sin visado de ciudadanos españoles que vayan de turismo o negocios. La medida, que también aplica a Italia, Francia, Países Bajos, Alemania y Malasia, forma parte de esta visión para reavivar su turismo y el contacto con el resto del mundo.

El embajador ha destacado la “importancia de España” para China, como actor comercial y político. “Vemos en España a uno de nuestros mayores aliados”, ha destacado. Las relaciones diplomáticas entre ambos países cumplieron en 2023 50 años y se celebraron con la visita del presidente Sánchez a Pekín para reunirse con el mandatario chino, Xi Jinping. En aquella cumbre, que tuvo lugar el pasado marzo, Sánchez reclamó la apertura de inversiones europeas en China, si no se quería enfrentar a un bloqueo mayor por parte de la Unión Europea.

Frente a este aspecto, Yao ha reclamado que China “tiene que pagar más y eso no es bueno para nadie. Este tipo de aislamiento es preocupante”. Para él, España puede servir como un puente comercial y político entre la UE y China durante esta nueva fase de apertura del país asiático.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *